El hecho de querer aprender

PARTE 2

Suyay Quiroga & Diego Chandia (Sub-Campeones Mundiales de Tango Pista 2019)

Suyay Quiroga

Para nosotros como…, para nosotros digo porque con mi hermano (Aoniken Quiroga) empezamos juntos y fue muy parecido. 

No nos quedó otra, creo, que la profesión. Cuando terminamos el secundario los dos ya hacía rato que trabajabamos en el tango. Ya no veíamos posibilidades ni teníamos ganas ninguno de los dos de hacer otra cosa, realmente. 

Estábamos enamoradísimos del tango y estábamos en ese momento en donde podíamos empezar a milonguear, podíamos empezar a trabajar en otros lugares, podíamos entrar en un show. 

Nunca hice otra cosa que no sea dar clases o bailar como trabajo. Pero siempre me lo tomé como un trabajo y eso siempre se lo voy a agradecer a mi padres. Porque para los dos desde muy chicos cuando empezamos fue: “si esto es lo que van a hacer de sus vidas, háganlo bien, estudien

Tuvimos la suerte de tener un padre que nos acompañó, no solamente llevarnos y traernos a los shows. Armarnos la música, que en esa época era en cassette – somos así de viejos – armábamos los temas en cassettes, los grabábamos para llevarlos a la exhibición. Y era bueno, si van a estudiar, van a estudiar en serio, como van al colegio hay que ir… En mi caso yo hice la escuela de danzas, hice la carrera del profesorado de danzas.

Era parte de la formación para tener una profesión, para poder llevar adelante una clase.

La primer clase de tango, con toda la vergüenza del mundo porque no sabía que estaba haciendo ahí, la di cuando tenía 15 años. 

Y bailaba hacía 9 años, estudiaba hacía 9 años muchísimo y con toda la vergüenza fui a dar la primer clase, pero ahí entendí la importancia del conservatorio, de mis clases de tango con mis primeros maestros, que eran los milongueros de la zona…

Texto incompleto / Ver completo en el video de arriba

Entrevistador: David Escalier

LA DIFUSIÓN DEPENDE SÓLO DE VOS
Compartir con Amigos: