A partir de ahora!

PARTE 1

Noelia Barsi

Rodolfo y María Cieri

Empecé con el tango a los 11 años, hace un montón, hace 26-27 años que bailo. Empecé con mi hermano y fue mi tío quien nos llevó a las clases de Rodolfo y María Cieri, quienes fueron mis maestros por 10 años hasta que Rodolfo falleció.

Fuimos a la academia porque mi tío que bailaba de joven se había separado y quería volver al tango y fue a las milongas y se encontró con otra cosa, con otro tango. 

En alguna parte de mi barrio en mi primer año con el tango, con mi hermano Nahuel ( yo tenía 11 años, mi hermano 10) 

Así que, él empezó a tomar las clases y después nos llevó a mi hermano y a mí, y también un poquito más tarde, vino mi hermana que se quedó afuera porque éramos mi hermano y yo: “la parejita”, así que ella como era más grande se dedicó a otra cosas, ya ella es enfermera.

Entonces quedamos mi hermano y yo como la parejita de la familia porque nos llevamos apenas un año y unos meses. Así que nos recibieron con mucho entusiasmo en el grupo. Era gente mucho más grande que nosotros en ese momento.

Geraldine, Sebastián Arce, Fernando Galera, Lucas Galera,

En año ‘92 cuando empezamos no había tanta gente joven bailando. Estaba Geraldine, Sebastián Arce, Fernando Galera con su hermano Lucas Galera, pero no había mucha gente de mi edad, ellos eran de hecho creo que un poquito más grandes que yo, bueno Sebastián no, él tiene mi edad.

Pero éramos como muy poquitos los que estábamos, entonces la gente grande te recibía con mucho entusiasmo, como si fuéramos las mascotas del grupo.

Mi primer viaje en avión, a los 12 años viajábamos con Rodolfo y Maria Cieri a San Luis a hacer un show con la orquesta japonesa “astrorico” 

Así que ahí fui a tomar las clases, mis compañeros en ese momento eran: el Gallego Manolo con su pareja Coca en ese momento eran excelentes en milonga.

Después estaban los Alonso que también eran alumnos de Rodolfo y María, estaban Facundo y Kely, en ese momento, después Kely falleció y Facundo ahora creo que vive en EEUU.

Pero fue muy lindo, porque era toda gente del ambiente de la milonga y después con los años se hicieron todos bailarines reconocidos.

Lo lindo de la etapa del aprendizaje en una academia de tango en esa época, que quizás yo no lo veo de esta manera ahora, es que antes era todo muy familiar.

Se festejaban los cumpleaños de todos una vez al mes, había un asado una vez al mes en la casa de alguno. María Cieri siempre escribía un poema, ella escribe, canta y bailaba divino, siempre nos escribía un poema a cada uno el día de su cumpleaños. 

La carrera del bailarín de tango

Había mucha unión, no había competencia para nada y muchísimo menos para nosotros que empezamos a bailar sin ni siquiera pensar que íbamos a llegar a ser bailarines profesionales, a vivir del tango. Porque realmente en esa época no existía la carrera del bailarín de tango.

Hoy hay chicos de 15-16-17-18 años que ya terminan el colegio dicen qué querés ser? – quiero ser “bailarín de tango” y se ponen a estudiar tango, a estudiar inglés, a estudiar otras danzas para tener más conocimiento.

En ese momento no existía la carrera del bailar de tango y quizás eso también me sacaba mucha presión o tensión al momento de compartir y aprender.


Continuar con la lectura en la siguiente página 🙂


LA DIFUSIÓN DEPENDE SÓLO DE VOS
Compartir con Amigos:

Páginas: 1 2 3